Episode 126: Recuerdos Escolares

One week ago was the 10 year high school class reunion. It was an interesting experience which evoked feelings of nostalgia and “damn, I’m old.” It was a lot of fun and I wanted to do something that showed how much we as class had accomplished and how this was just a first step in our lives. Dream Gabe (what I call the subconscious version of myself) did a minor speech and it sounded fairly cool so I decided to actually say it. In retrospect, it came out well (about a 17 at a perform oratory, though since I consider myself a bard it could have been better). Someone took video but I hate the sound of my voice so I decided to type out a version for my classmates who did hear me and want to revisit the message and for those who couldn’t be there so that they could listen/read it as well. I obviously edited a few things from memory and added a few parts for clarity.

Be warned, this is entirely in Spanish from hereon out. Use google translate to figure out what I’m trying to say at your own peril. Also, this is the song I had going on in the background of my head while giving the speech and it might work as interesting background music. https://www.youtube.com/watch?v=q81hD9wwzZU

Damas y caballeros, amigos y amigas, compañeros Lancelots, mi gente:

Hace mucho que no hemos estado juntos. Esta noche veo caras que no he visto en diez años y sus rostros evocan muchos recuerdos de nuestro tiempo juntos. Nosotros quienes nos robamos el show en cada Talent Show. Los que ganamos todo Field Day, los que obtuvimos victoria en “A Toda Máquina”. Nuestra clase que rompió records al tener siete personas en el Hall of Fame, cuatro Valedictorians, más de la mitad de la clase graduarse con honores y que a nadie se le olvide que fuimos seniors por dos años. Pero con todos esas memorias yo vine a hablarle de todo lo que hemos logrados en esta última década y más que nada sobre todo lo que nos falta. Ya sea por conversaciones o por Facebook he sido testigo de muchas cosas que se deben mencionar esta noche.

Yo he visto como de nuestra clase han salido científicos, doctors, abogados, e ingenieros. Aquellos que están redefiniendo el mundo que nos rodea. La medicina, las ciencias, las leyes y la tecnología se desarrolan en parte gracias a estos pioneros. Pero con todos los conocimientos que están a punto de cambiar pienso en todo lo que nos falta por alcanzar.

Soy testigo de aquellos que somos maestros, músicos, escritores, pintores, chefs, y hasta aquellos que trabajan en la televisión. Los artistas que crean algo que hace que la vida valga la pena para seguir viviéndola. Los que crean tanto lo abstracto como lo concreto que sigue existiendo y se incorpora al mundo. Mas con todo aquello que inspirará el mundo me concentro en todo lo que nos falta por hacer.

Aunque estemos junto aqui hoy hay muchos que no lo están y nosotros no neceseriamente nos hemos quedado en el mismo sitio a través de los años. Hay gente que ha estado en diversos rincones de la isla, los que han salido a tierras frías, a países extranjeros en diferentes continentes y hasta desiertos en el Medio Oriente. Ya sea por nuestros estudios, nuestras pasiones o nuestros deberes hemos viajado el mundo y servido como embajadores boricuas y Lancelots donde sea que estemos. Pero no importa cuan cerca nos hemos quedado o cuan lejos hemos llegado, pienso en los horizontes que nos faltan por alcanzar.

Veo como la familia de nuestra clase crecido. Como el amor les ha traído novios, novias, esposos y esposas que ahora son parte Lancelots. Y que el fruto de ese amor ya está empezando a formar una nueva generación que tal vez siga nuestros pasos, que aprendan como acentuar con Pardo y que nos pregunten cuánto tiempo lleva Latoni dando clases. Y a pensar en todo lo que le falta a ese amor por conseguir.

Más importante que todo esto yo he visto las dificultades por la que cada uno ha pasado. Nuestras cruces individuales nos han llevado a pasar dolor, enfermedad y hasta la tragedia. Los malos ratos nos han dejado cicatrizes que  escondemos porque no queremos la gente nos vean las grietas y que crean que somos frágiles. Pero esas no son las marcas de la derrota, son la evidencia de nuestra sobrevivencia. Por todo lo que hemos pasado y lo que nos falta  demuestra una fuerza interior increíble.

Estas reflecciones del pasado nos ayudan a ver un futuro que no sorprende a nadie. Porque no solo soñamos lo imposible pero trabajamos duro para alcanzar estas metas. Que no importa cuan difícil se ponga la vida o lo malo que sigan las cosas en la isla, nos esforzamos para mejorarnos y superarnos sin importar las circunstancias. Por lo que sea que estén pasando yo tengo una confianza increíble en cada uno de ustedes y yo sé que no soy el único.

Así que levanten sus vasos, sus latas, sus botellas, sus manos y sus ánimos y brindemos por todas las metas que hemos alcanzado y por todas los que nos faltan por lograr.

Lancelots ahí ahí!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s